Las ideas

Un ingenioso envase de comida rápida que se pliega como un origami.

En términos de desarrollo sostenible, los fabricantes han comprendido gradualmente el interés y, especialmente, la importancia de producir envases que respeten nuestro ecosistema. En España, la estudiante de diseño Laia Aviñoa ha ideado un empaque absolutamente ingenioso y, sobre todo, ecológico para comercializar menús de comida rápida.

Este empaque muy práctico tiene un doble propósito: ser práctico de usar y respetuoso con el medio ambiente. No más plásticos inútiles, aquí usamos capas de papel y poli ácido láctico para mantener los alimentos frescos. Los diferentes embalajes se basan en el principio de origami, y por lo tanto de plegado, para cerrar y se pueden utilizar de la manera más sencilla. Finalmente, en términos de transporte, el empaque, su bebida, su hamburguesa y sus papas fritas se diseñaron para adaptarse perfectamente, haciendo que la experiencia sea aún más agradable. La idea es genial, y aunque solo es un concepto, seguramente debería inspirar a los profesionales de la comida rápida.